Mapas

Como se puede apreciar analizando los mapas. El mundo en el que se desarrolla la historia tiene muy poca tierra firme en la que habitan dinosaurios, es por tanto muy improbable que la humanidad que habita las islas de los ocho mares haya evolucionado a partir de los homínidos. La explicación es complicada.

Este pequeño planeta tiene un tamaño similar a Marte y se encuentra en la franja inferior de habitabilidad planetaria, situando su órbita unos veinte kilómetros más próxima a su estrella. Las temperaturas, evidentemente más altas de lo habitual,  varían desde las propias de un clima tropical en el ecuador hasta las de un clima continental húmedo en los polos e imposibilitan la existencia de casquetes de hielo.

A pesar de estar cubierto por agua en su práctica totalidad, la profundidad de los ocho mares no llega a superar los 4000 metros. El núcleo del planeta está completamente solidificado y es lo bastante denso como para poseer una atracción gravitacional normal a pesar de su reducido tamaño. Dos satélites orbitan el planeta, a modo de lunas, similares a dos grandes meteoros que no llegan a provocar mareas significativas en las aguas.

Originalmente el mundo de los ocho mares estaba habitado por la tribu colosa, de población terriblemente baja y localizada en la antigua península de Elbaf. Los dinosaurios aún son los soberanos de El Continente y los colosos no disponen ni de la iniciativa ni de los medios para hacerles frente. Entonces llegaron los humanos.

Tras el Ragnarok, los cinco nuevos caminantes de planos construyeron cinco arcas con muestras genéticas de toda criatura viviente y cápsulas de hibernación como caldo de cultivo donde incubar especímenes de toda clase. Tras la reiniciación del Multiverso, los cinco caminantes de planos enviaron las naves no tripuladas a través del Ginnungagap, hacia diferentes confines del multiverso. Una de aquellas naves, Yggdrasil, llegó al mundo de los ocho mares.

Por desgracia, la nave no quedó intacta. Algún fallo provocado por la salida de la nave nodriza desde el Ginnungagap inició el proceso de incubación antes de tiempo y buscó un planeta potencialmente habitable donde liberar su recién generada carga. Las cápsulas de salvamento, cayeron al Primer Mar. Allí, un reducido grupo de humanos despertó ajenos a su condición de náufragos. Desde el Primer Mar los humanos comenzaron a expandirse por los ocho mares.

El Octavo Mar es el mar más grande de este mundo, aunque no el más habitado. Limita al norte con el Sexto Mar y al este con el Séptimo Mar. Su mayor isla es la nación colosa de Elbaf, antiguamente una península hasta que un gran cataclismo destruyó el itsmo que la unía con El Continente.
Debido a las singulares bestias y a los lagartos gigantes que habitan la tierra firme son pocos los esentamientos humanos en El Continente, destacando el Reino de Arabastra y la ciudad de Términus. El reino de Arabastra se extiende hacia el este por el valle protegido de los dinosaurios gracias a las escarpadas cordilleras que lo rodean. Su capital es la metrópoli de Ishbal, cuna del comercio oriental. La gran ciudad portuaria de Términus está fuertemente fortificada en su lado meridional para protegerse de cualquier criatura. Su estratégica posicion en el Octavo Mar la ha convertido en una de las ciudades más florecientes.
En el Octavo Mar también se originó la conocida institucion gubernamental de la Autoridad, que tiene su sede al norte, en la isla que delimita el comienzo del Sexto Mar y llamada Centralita de la Autoridad al estar completamente bajo los dominios de esta institución. El origen desconocido de la Autoridad nunca se ha discutido y en poco tiempo se ha alzado soberana no solo del Octavo Mar sino de cualquier isla a su alcance. La Centralita de la Autoridad se considera un territorio independiente de las leyes y tradiciones de cualquier país aunque sus representantes tienen plenos poderes para actuar como consideren oportuno en cualquier otra isla amparada bajo su manto.

2 responses

22 04 2011
Kayalokito

Arabastra siempre me ha sonado como a Alabasta, debe ser una inspiración tuya

25 04 2011
fangorn87

Y razón no te falta, me he inspirado en el conocido mineral alabastro cambiando la l por una r para darle un toque mas árabe y exótico. Ningún nombre tiene nada que ver ni con One Piece, ni con Fullmetal, Alchemist, ni con Naruto, ni con Fanhunter, ni con Furi Kuri.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: