Cartas de Munchkin: el Munchkinomicon

9 12 2011

Hace poco más de un mes fui a visitar a una amiga en Londres y, como a la tercera va  a la vencida, en este tercer viaje debia ir definitivamente a la tienda friki por excelencia de Londres: Forbidden Planet. Una vez alli me puse los dientes bastantes largos entre los objetos de coleccion, frikadas varias y el hecho de que por aquel entonces se estuviese reiniciando el Universo DC con todos los numeros 1 de cada serie en las estanterias.

El caso es que esta entrada no se diferenciaria de cualquier otra relacionada con el ambito friki de no ser porque en el sótano de Forbidden Planet encontre un par de sobre de ampliacion de Munchkin:Munchkin Reloaded y el Munchkinomicón. Y con ellas llegó de nuevo un repentino interes en desarrollar más cartas para este juego.

Es cierto, lo sabemos, estamos asqueados. Munchkin es una franquicia de juego que se esta alargando mucho. Casi tanto o más como magic The Gathering, pero precisamente por ser Munchkin una parodia de casi todos los juegos de rol en cualquier formato, Munchkin tambien debe crecer. En la mayoria de los casos este crecimiento se limita a las cartas, aumentando su numero hasta cantidades desproporcionadas en unos mazos que son imposibles de barajear. Tal es asi que en la octava ampliación han metido dos uevas razas: Centauros y Hombres Lagarto. En otras ocasiones el crecimiento tambien se aplica  a la forma de juego, y este es el caso del Munchkinomicón, del cual paso a señalar sus principales normas.

El munchkinomicón es un objeto con el que te puedes equipar independientemente de tu raza o clase, obteniendo un bonus de +5 pero ¡oh, sorpresa! este objeto tiene la ventaja de proporcionar hechizos a su dueño. Los hechizos son 14 cartas que forman su propio mazo, con efectos tan bastos como conseguir niveles extra que te puedan hacer ganar la partida, sacrificar uno de tus niveles para obtener un bonus de +10 en tu combate o incluso arrastrar a otros jugadores a tu combate sin tener que ofrecerles nada a cambio. No obtante el Munchkinomicón es un objeto consciente y no muy leal, por lo que cambiará de dueño a lo largo de la partida cada vez que un jugador maldiga a otro o le ponga una trampa, un jugador muera, se descarte de tres cartas de la mano para invocarlo o sacrifique un nivel porque sí. Resumiendo, el Munchkinomicón es un objeto muy chaquetero que será atraido por todos aquellos que hagan el mal. Nada más obtener el Munchkinomicón el jugador roba un hechizo y, si al comienzo de su turno todavía lo conserva, roba otro.

A estas alturas os preguntareis ¿y cual es la novedad? La novedad radica en que al incorporar un tercer mazo de cartas, con bonus sobradamente excesivos, la partida se vuelve más enrevesada. Jugar mal tiene una ventajas brutales y, como la mayoria de esas ventajas repercuten en la obtencion descarada de niveles llegar a diez está chupado, por lo que el Munchkinomicón da el pistoletazo de salida a partidas épicas. En estas partidas, el Munchkinomicón se une a las habilidades épicas de los jugadores, asi que el juego se vuelve más confuso, más entretenido y, de lejos, mucho más divertido.

Pero hay un problemilla. y es que en el sobre solo vienen 15 cartas: 1 para el propio objeto del Munchkinomicón y 14 para formar la pila de hechizos del Munchkinomicón. Sin embargo, gracias a esa fiebre creadora que me absorbió tras pillarme los sobres en Londres, he reformado gran parte de las cartas que diseñé antes del verano para que se adapten a las condiciones de los hechizos. ¡Además a color!

Y es que debo admitir que algunas de mis cartas originales eran auténticas piezas para Munchkin. Sus efectos eran tremendamente ventajosos para los usuarios y marcaban claramente al miembro fuerte de la partida. Por eso, gracias a los cambios en el sistema de juego que el Munchkinomicón ofrece, conseguir esas cartas tan buenas es mucho más facil. porque no es lo mismo tener que despejar media baraja de tesoros que sencillamente hurgar en el mazo de 15 hechizos del Munchkinomicón.

Finalmente añadire que casi todas las ilustraciones de esta tanda de cartas son las mismas que ya publiqué en su momento pero con un toque de color, excepto la de Esforzarse Mucho Mucho Mucho y la de Seguro de Vida, que corresponden al ilustrador oficial de Munchkin, John Kovalic. Tambien debo decir que en la investigación que hice sobre el mundillo Munchkin con el objetivo de recopilar ideas para nuevas cartas, encontré muchos efectos similares a cartas que ya tenía diseñadas, o sea que tan mal no lo hice.

Por ultimo quiero recordar que la edición española de Munchkin le da mil vueltas a la version original. La gente de Edge Entertainment le da una textura al fondo de las cartas y un código de color a cada tipo de carta (objeto, clase, raza, mosntruo, maldición) que las cartas originales no tienen. Admito que eso hace más dificil que aficionados como yo puedan diseñar sus propias cartas o imprimirlas con las misma calidad (al fin y al cabo viven de eso, poenernos las cosas fáciles dispararía la piratería), pero el acabado es insuperable. Es más, las cartas de Munchkin que editan los de Edge parecen más auténticas que las que editan los de Steve Jackson Games.

Y para evitar quejas tambien incluyo el reverso de este mazo especial de hechizos.

Antes de irme me gustaría aclarar que no he podido poner el sello de Creative Commons en las plantillas, pero vamos, que estas cartas, sus textos y las ilustraciones no atribuidas a otros autores, han sido diseñadas por mi, de modo que no me importa que se uitilicen libremente sin fines comerciales siempre y cuando se me reconozca como autor.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: