Terceras Crónicas 28

20 05 2011

El médico esperó hasta que estuvo seguro de que en el pasillo no quedaba nadie. Luego retiró de nuevo el panel del techo y bajó al suelo. Por un momento dudó sobre qué dirección tomar. Finalmente decidió seguir con la que estaba siguiendo con Vircof antes de que le sorprendieran los soldados.

Tras caminar durante unos minutos, la línea roja no le había llevado a ninguna parte. Aquel edificio era exactamente igual fuese donde fuese. Pasillos circulares, puertas por todas partes, ningún cartel, ningún número y aquella condenada línea roja que se cruzaba una y otra vez sin llegar a ninguna parte. Necesitaba encontrar un punto de referencia, necesitaba información. Su vida corría peligro.

Durante los cinco años que pasó encerrado tras la acusación de asesinato, a Txus poco le importaba su vida. La muerte no podría ser peor que las constantes vejaciones a las que se veía sometido continuamente en prisión. Al menos esto era así hasta que el actual director de I+D, Phill McPherson, le convirtiese en un “operativo especial autónomo” a su servicio, gracias al proyecto 3-21.

Sin el artillero, Txus se movía más rápido y silencioso. Ignoraba dónde estaban Vircof, el capitán o el coloso, pero sabía que se le estaba acabando el tiempo. La línea roja le llevaría hasta la sala de los periodistas que estaba al lado de su clon y, una vez allí, ya encontraría la manera de liberarse.

Tras el experimento, Txus tenía que admitir que sus esperanzas de vivir habían aumentado. La oportunidad de ganar su libertad le llegó en Fantom Town, donde localizó al capitán, el objetivo a eliminar de su misión, pero la peculiar fisiología del capitán lo convertía en una misión imposible. Desde entonces, y a espaldas de lo que la tripulación podía pensar, consiguió convencer al coronel McPherson para actuar como un infiltrado y aportar información sobre su localización.

Le pareció escuchar gente viniendo de más adelante del pasillo, así que el médico abrió la puerta más cercana con la intención de ocultarse hasta que terminaran de pasar. La puerta no daba ni a un almacén ni a una sala de mandos como en las que estuvo con Vircof. Eran unas escaleras y, por primera vez desde que entrara en el edificio, un mapa esquemático colgaba de la pared.

Mientras estuvo en Elbaf, Txus se dio cuenta de las limitaciones de sus recientes habilidades replicantes, pues el daño recibido por un clon afectaba al resto de copias, algo que parecía ser completamente desconocido por el coronel. Y ahora aquel estúpido error en los cálculos del proyecto 3-21 estaba punto de acabar con su vida y las de todos a su alrededor en una bonita explosión atómica.

El mapa le confirmó lo que ya se estaba temiendo desde que hacía rato: iba en dirección contraria. La sala de los periodistas se encontraba casi al otro lado del edificio. Regresar sobre sus pasos era demasiado arriesgado. Tan sólo llegar hasta donde se encontraba sin ser detectado le había costado bastante, volver por el mismo lugar le expondría de nuevo al peligro. Debía encontrar una ruta alternativa. Algún atajo.

En aquel momento nada le entusiasmaba más que eliminar a McPherson, pero como el capitán de la Fenris ya se había encargado de repetirles, el resto de personas sobre la isla no tenían la culpa de que la ambición del coronel pusiera sus vidas en peligro. Antes de ver cumplida su venganza, Txus debía asegurarse de que nadie más corría peligro.

Desde la salita contigua en la que se encontraba custodiada su réplica, pudo ver cómo Vircof entraba a la sala de los periodistas. Parece ser que, después de que los soldados lo apresaran minutos antes, Vircof había conseguido hacerse pasar por reportero. El artillero pasó por delante de la mampara que separaba la sala de custodia de las gradas de corresponsales sin mirarle para no ser detectado. De pronto, las luces de la sala de custodia se apagaron y Txus era escoltado afuera.

El tiempo se le acababa. Txus debía ponerse en marcha para impedir que su ejecución mandase toda la isla de Endsville por los aires.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: