Diario de a bordo CIX

30 11 2010

Las calles cada vez se hacían más encrespadas a medida que nos adentrábamos en el interior del manojo de callejuelas que formaban las apretadas naves industriales y almacenes alrededor de La Bóveda. Caos y yo nos estábamos aproximando a las instalaciones principales de la Autoridad en Endsville y el hecho de que el suelo estuviese cada vez más inclinado no hacía más que dificultar nuestro avance. El agua desalojada desde los tejados o por precarios canalones caía a raudales rebasando nuestros pies.

A pesar de la humedad, no era algo que me preocupara excesivamente, en cambio estaba más inquieto por el estado de los pies de Caos. Desde que salimos de Elbaf seguía llevando sus sandalias y sólo cuando se dio cuenta de que la tormenta aguantaría mientras estuviésemos alrededor del peñón se puso un abrigo ligero para no mojarse tanto. Lo bueno es que el abrigo ocultaba sus dos pequeñas hachas de mano que llevaba vistosamente colgadas de su cinto. Lo malo es que para cuando tomó la decisión de ponerse el abrigo ya estaba calado hasta los huesos.

La subida hasta La Bóveda nos estaba matando de cansancio y temía que eso nos hiciera bajar la guardia. Mientras serpenteábamos por los laberínticos callejones no nos habíamos topado con ninguna patrulla de la Autoridad. Sin embargo, debíamos ser precavidos y estar alerta, a medida que nos acercásemos al edificio principal sin duda habría soldados custodiando la ejecución de Txus.

Pero nuestro objetivo era otro. Localizar al teniente Janos y recuperar mi brazo, el cual tenía en su posesión desde que nos emboscó días después de zarpar desde Fantom Town. Janos, muy a mi pesar, era un tipo listo y seguro que me estaría esperando cerca del lugar donde tuviese guardado mi brazo. Necesitaba información. Los pisos de La Bóveda y todas las plantas de la Torres Gemelas sumaban una superficie que triplicaban la del propio peñón de Endsville. Era un área demasiado grande en la que esconder un brazo, necesitaba saber por dónde empezar a buscar.

De modo que antes de ir a parar de lleno frente a La Bóveda, nos desviamos hacia la torre gemela más cercana que se podía percibir entre la neblina y la intensa lluvia. Las torres gemelas flanqueaban el edificio circular de La Bóveda de manera diametralmente opuesta, así que había un cincuenta por ciento de posibilidades de que allí no se encontrara la información que buscaba. Aún así, confiaba en encontrar alguna pista que me pudiese guiar hasta el paradero de mi brazo.

Al llegar a la esquina sur de la torre occidental me asomé para revisar si había guardias. La niebla cerca de la parte alta del islote en que nos encontrábamos era mucho más densa que en el puerto. Tal vez no haría falta tomarse tantas precauciones para no ser vistos. A pesar de todo, me costó mucho calmarme y coger aire para atreverme a mirar. Había sido una subida demasiado precipitada y todavía no había recuperado el aliento.

“Uff, uff, vale… uff, a ver, Caos… esto es lo que vamos a hacer, uff… hay dos guardias en la puerta, ¿vale? ¿Podrías encogerte y avanzar hasta donde se encuentran para dejarles sin sentido de un golpe o provocar una distracción para que me pueda colar dentro del edificio? Yo intentaré esperarte escondido en algún lugar del vestíbulo. Una vez dentro la vigilancia será menor. Este edificio es donde los científicos analistas examinan los resultados de los experimentos realizados en La Bóveda, de modo que no debería haber muchos soldados dentro. Científicos y soldados no se llevan muy bien, jeje. Estoy seguro de que en un sitio con tanta información encontraremos algo que nos indique dónde tienen guardado mi brazo.” Me giré para comprobar que Caos me había escuchado. “¿Lo has entendido? ¿Crees que podrás encogerte y hacerlo?”

Estaba hablando solo. Caos había desaparecido.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: