Diario de a bordo CV

10 10 2010

“¡Hay algo raro en el horizonte!” Anunció Vircof desde la cofa de mesana.

Rápidamente le cedí el timón a Txus para que mantuviese el rumbo ante el fuerte oleaje y trepé por la jarcia muerta hasta alcanzar una buena altura desde la que sacar mi catalejo para ver a qué se refería Vircof. Apenas se conseguía apreciar nada con la intensa lluvia que nos azotaba pero logré distinguir la silueta de las dos torres gemelas de Endsville incrustándose en la tormenta.

Los dos altos edificios del peñón no tenían comparación en todo el Octavo Mar y los convertían en una muestra del poder que la Autoridad poseía. De haber estado en un mejor emplazamiento la imagen pública de la Autoridad habría mejorado considerablemente, sin embargo, custodiando La Bóveda, solo conseguían acentuar su lado más oscuro.

Tras decidir que el peñón de Endsville se convertiría en el principal centro de investigaciones de I+D, la Comisión de Investigación y Desarrollo no tardó mucho en diseñar las instalaciones que albergarían la mayor concentración de información del Octavo Mar en el futuro. La primera fase de construcción se centró en La Bóveda para garantizar el inmediato funcionamiento de las instalaciones y obtener resultados que garantizaran la utilidad del proyecto para seguir edificando el resto del proyecto arquitectónico a su alrededor. A continuación se construyeron las torres gemelas. Quinientos metros de altura en cada edificio para dar cabida a más de cien plantas donde los científicos destinados en Endsville podrían analizar los resultados de todos los experimentos llevado a cabo en La Bóveda. Más tarde, una vez que la operatividad de Endsville quedó demostrada, se construyeron el puerto de naves de material militar y el resto de edificios secundarios, almacenes en su mayoría.

“¡Nos estamos acercando!” Grité. “¡Txus a estribor, Caos a babor!¡Arriad las velas de foque! Vircof baja a la bodega y prepara munición para un zafarrancho de combate. No quiero sorpresas. ”

En seguida la tripulación se dispersó por el barco. Txus y Caos se encargaban de los aparejos mientras que Vircof permanecía en la bodega preparando los cañones como le ordené. No sabía qué nos esperaría en cuanto nos acercáramos para atracar, pero no pensaba correr el riesgo de permanecer indefenso. En la medida de lo posible, aguantaríamos cualquier ofensiva.


Acciones

Information

2 responses

12 10 2010
Vircof

En circunstancias normales, creo que a esto se le llama “meterse en la boca del lobo” o más comunmente, “acción suicida” xD.

12 10 2010
Jesús T. "chusetto"

Primero fueon Crónica de a bordo… luego Diario… ¿¡y ahora Dierio!? ¿Luego que séra, Darío? Jajajajaja xD

Pues sí, una acción suicida… como la del Frente Judáico Popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: