Diario de a bordo LXXXIX

28 03 2010

Encaminé mis pasos hacia el trono mientras detrás de mí mi tripulación libraba un duro enfrentamiento. La sala ya me pareció grande al entrar apenas un par de minutos antes, pero ahora me daba la impresión de ser descomunal.

Según llegaba al fondo del salón no podía apartar la mirada del impresionante mural tallado en la blanca piedra. Había algo que no encajaba en la sala y era ése mural. Algo me hizo tropezar.

Una muñeca de trapo estaba tirada en medio del suelo. Reincorporándome tras mi caída vi también un caballito de madera tan grande como los caballos que alquilé en Arabasta tras conocer a Vircof. Carruajes como carretillas y burdas pelotas de tela de semejante tamaño se interponían en mi camino cada vez con mayor frecuencia. De no ser porque me encontraba en el palacio de Elbaf y aquellos objetos tenían tal tamaño, habría jurado que estaba en un cuarto de juegos donde algún niño había dejado tirados sus juguetes. Ya estaba a la altura del trono y no había nadie ni tampoco alguna otra salida por donde seguir buscando.

Un hacha de mano, de las que Fa’adiya llevaba ceñidas al cinturón, resbaló por la pulida superficie del suelo hasta sobrepasar el amplio escaño sobre el que se encontraba el trono y chocó con la pared del mural de detrás produciendo un estruendo metálico. Rodeé el trono apresuradamente con la intención de encontrar algo con lo que detener el combate a mis espaldas y encontré una apertura con cortinas a la altura del suelo perforando el mural. En medio de las prisas me sorprendió ver algo tan parecido a una puerta de tamaño humano. Seguramente sería el lugar por el que ésa sabandija de Geth haría sus apariciones en el salón de la emperatriz.

Los juguetes no se encontraban tan concentrados a lo largo de la sala como lo estaban alrededor del pórtico con cortinas. Algo se movía detrás de las cortinas.

“¿Por qué hay tanto ruido?” Murmuró una voz aguda medio dormida. “¿Qué está pasando?” Inquirió. Aunque su voz era igual de aguda esta vez, había un matiz que hacía que sonara diferente.

Las cortinas se movieron y una cabeza de niña se asomó. Tenía casi la misma altura que yo, pero sus facciones eran las de una niña de unos ocho o nueve años.

“¿Quién eres tu?” Preguntó la niña quitándose las legañas con una mano. “¿Qué? ¿Qué pasa? Dímelo.” Añadió sin mover la boca.

La niña apartó la cortina y salió de la sala a donde diera aquella puerta. De repente todo lo que me había contado Caos tras nuestro reencuentro cobró sentido. Todas las dudas en lo referente a la Emperatriz de Elbaf se aclararon. La profecía decía que la elegida sería el doble de sabia y cada vez que Caos mencionaba a la monarca decía dos nombres: Ivyan’na y Evas’arah.

La emperatriz de Elbaf era bicéfala. Tenía dos cabezas.

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

29 03 2010
Vircof

Hostia puta. Lo admito, eso no me lo esperaba. Mola. Ahora si que le diste un buen giro a todo lo de Elbaf.
Por cierto, revisa el “apenan un par de minutos”, porque los minutos no creo que se apenen solos xD.

30 03 2010
Jesús T. "chusetto"

¡Un cliffhanger, coño! Si tiene dos cabezas, significa que tiene dos bocas y que te la puede… me callo… xD

30 03 2010
Maese Fangorn

Joder, Jesus, luego dices de los demás, pero ya te vale… creo que he dejado muy claro que ¡es una niña de diez años!
Además, de cliffhanger nada de nada. Si haces memoria recordarás que hace cosa de dos años te pregunté acerca de la sostenibilidad biológica de un nacimiento siamés con bicefalia (aunque no utilicé estas palabras exactas).

31 03 2010
Jesús T. "chusetto"

Tio, ¿desde cuándo en una novela hace falta sostenibilidad científica? xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: