Diario de a bordo LXXI

14 09 2009

La tenue luz que titilaba a través del ventanuco de la buhardilla nos indicaba que al menos Caos estaba de guardia. Después de entrar vimos que Txus también estaba despierto.

“¿Cómo estás?” Pregunté.

“Ya mejor…” Contestó incorporándose sobre la pared. “Tengo cosas que contaros.”

“Pues anda que yo.” Murmuré. Al parecer Caos me escuchó.

“¿Ya te has enterado de lo de su basilisco?” Dijo señalando a Vircof. Como bien me señaló Vircof, Caos estaba al tanto de la situación.

“¡Tío!” Interrumpió. Y le hizo señal de que se callara.

“¿Qué? ¿Cuál basilisco?” Preguntaba Txus desde el montón de paja. No se enteraba de nada.

“Vuestro compañero ha estado criando un basilisco.” Aclaró Caos.

“¿Quieres que nos asfixie? ¡Deshazte de él!” Recordó Txus alarmado.

“¡No es tan malo! Además lo estoy adiestrando.” Respondió Vircof.

“Es cierto. De momento lo hace bastante bien.” Comentó Caos.

“Si, ya he visto de lo que es capaz…” Añadí sarcásticamente recordando la demostración de hacía unos minutos en uno de los tejados de la ciudadela.

“¿Ves? Esta bajo control.” Dijo Vircof para calmar la situación. Luego se paró un momento a pensar y añadió dirigiéndose a Caos. “Espera un segundo, ¿cómo sabes que lo estoy haciendo bien?”

“Yo también suelo madrugar. Te veía entrenarle. Tal vez no te dieras cuenta de mi presencia porque estaba reducido.” Aclaró.

“Genial. No solo estoy rodeado de inhumanos sino que uno de ellos encima es un mirón…” Protestó Vircof.

“¿Qué hacéis hablando? ¡Que alguien se encargue del monstruo!” Repitió Txus.

“… y otro de ellos quiere cargarse a mi mascota. Estupendo.” Terminó Vircof.

“¡Claro que me lo quiero cargar! Ése bicho puede ahogarnos de un vistazo.” Le espetó Txus.

“Yo no estaría tan seguro de eso.” Se burló Vircof.

“¿Qué quieres decir? ¿Le has arrancado los ojos?” Todo el mundo gruñimos asqueados al visionar la imagen en nuestras cabezas.

“¡Joder, Txus! Mira que eres bruto.”  Me quejé.

“Pues no. Que sepas que le he cubierto la cabeza.” Dijo Vircof orgulloso.

“Pero aún no se la has quitado así que no sabes lo que puede hacer.” Le comenté.

“Ya te he dicho que estoy trabajando en ello.” Añadió.

“¡Venga ya!” Chasqueó Txus.

Aquella conversación se nos estaba yendo de las manos. Excepto Caos, que nos miraba sorprendido después de haber hablado al principio, la discusión estaba llegando cada vez a mayores. Habíamos dejado de hablar y estábamos alzando la voz. De seguir así, era cuestión de tiempo que nos descubriera algún coloso y entonces si que tendríamos problemas de verdad. Tendría que poner fin a ésta situación.

“¡Silencio!” Vircof y Txus se detuvieron con la boca abierta. “Vircof ha criado un basilisco en secreto. Qué le vamos a hacer. Ya decidiremos más tarde qué hacer con él de momento tenemos cosas más importantes. Txus, ¿qué tenías que decirnos antes, cuando hemos llegado?”

Vircof se sentó en un lado y Txus recobró la compostura.

“Estoy condenado a muerte. Necesito vuestra ayuda para escaparme.”

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

14 09 2009
vircof

Sentenciado a muerte. Pobre Xus, le recordaremos siempre con añoro. En fin, es logico que el autor elimine a los personajes secundarios xD.

14 09 2009
fangorn87

¿cómo voy a cargarme a un personaje tan importante? ¡si lo hago pierdo a la mitad de mis lectores!

15 09 2009
chusetto

Sasto…

16 09 2009
vircof

Ok, ok, se admite etonces ke viva. Si asi lo piden la mitad de los lectores, lo respetare.

PD: ya publique el capi II de mi historia xD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: