Diario de a bordo LXVIII

21 08 2009

La bruma matutina ocultaba al alba las montañas tras un velo gris y al atardecer las sombras que se proyectaban desde las montañas cubrían la ciudad. Llevábamos cinco días ocultos en los tejados de Ciudad Capital y aún no habíamos hecho ningún progreso.

Nuestro médico había recuperado el conocimiento pero seguía débil, Caos no podía salir a la calle ante el riesgo de que le descubrieran y Vircof y yo salíamos por la noche, escurriéndonos entre las sombras en busca de cualquier cosa que pudiéramos cocinar. No era nuestro mejor momento. Y por algún extraño motivo Vircof parecía empeñarse en querer ir solo durante nuestras incursiones nocturnas.

“No más de dos horas.” Le recordé a medida que se deslizaba por el tejado donde habíamos parado. Vircof levantó el brazo como que me había oído. “¡Y trae algo de la medicina de Txus!” Le oí murmurar algo sobre gorrosa desde el otro lado del tejado.

Algo no andaba bien. No estábamos funcionando como el grupo que necesitaba que funcionáramos. A Caos no le había convencido del todo mi propuesta de unirse a la tripulación. Txus estaba convaleciente y habíamos tenido que esperar a las veces que recuperaba el conocimiento para seguir sus instrucciones. Y ahora Vircof se distanciaba cada vez más para explorar por su cuenta sin nadie que le ayudara en caso de problemas. Sin ninguna clase de consejo ni apoyo. Mi artillero, cuya afición era hacer explotar cosas quería salir solo, de noche.

Decidí no seguir pensando en todas las posibles calamidades que podría ocasionar Vircof. Me apresuré a salir en su busca antes de que prendiera fuego a la ciudad.

Tras recorrer las calles habituales sin dar con él, me encontraba de camino a la buhardilla donde nos ocultábamos cuando escuché su voz.

“Vamos, ahora siéntate, Ron.” No sabía con quién hablaba pero por precaución me aproximé silenciosamente por detrás de una chimenea. “No, sentado, he dicho. Sigue mi voz: sentado. Siéntate.” Tal vez fuera por la escasa luz de luna que llegaba hasta el tejado, pero Vircof parecía estar hablando con una gallina.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

25 08 2009
chusetto

¿Gallina? 😄

Sigue así Héctor… ^^x

5 09 2009
Vircof

Como os metais con mi Ron, os corto las orejas a la altura de nuez u.u

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: