Terceras crónicas 18

10 07 2009

El juicio había llegado a punto muerto. Gracias al contralmirante sabían quién era el culpable pero les faltaban pruebas. Los representantes de la Autoridad tenían claro que sentenciar al preso 081087 sin ninguna prueba les quitaría credibilidad. Necesitaban cerrar el proceso lo más rápido posible pero el preso no colaboraba. Estaba claro que si tras tantos días forzando a aquel asesino a responder no habían obtenido ninguna respuesta, no iban a conseguir nada por más que continuaran como hasta ahora.

No podían acusar al preso abiertamente, no si querían conservar su imagen. El Tercer Estamento no podría modificar un veredicto tan directo y, si se divulgaba tal cosa, perderían su credibilidad ante el público. La Autoridad no se podía permitir perder aunque fuese un mínimo porcentaje de creyentes, ya que ésos serían sin duda los que ocasionasen futuras revueltas, como estaba sucediendo en el Tercer Mar. Ante la falta de pruebas debían considerar de nuevo a McPherson como principal sospechoso. Acusarle a él sería mucho más fácil.

McPherson notaba lo que estaba en juego. No eran solo su cargo en la Comisión de Investigación y su prestigio los que corrían peligro, ahora también era su vida. Tras aportar los datos suficientes para inculpar al preso se encontraba de nuevo sin salida. Pero no perdió la calma. Había algo, un detalle, por pequeño que fuese que podría utilizar. Solo debía encontrarlo. Ése detalle le daría pondría fin al circo en el que se había convertido el juicio y él quedaría libre de cargos. Los de la sala podrían discutir lo que quisieran, alzar todos los informes que les diera la gana, contrastar los testimonios de cuantos habían subido al estrado, él encontraría ése detalle y los dejaría a todos sin palabras.

Informes. Acababa de encontrar el detalle.

En su testimonio, junto a los resultados de las pruebas de multiplicidad y las explicaciones hechas ante los descubrimientos de la pluralidad del preso 081087 había informes que analizaban la conducta del sexto preso, vigilado en la celda de la Isla Muir. En ése informe quedaba reflejado un tiempo de sospechosa calma y serenidad durante el día en el que el buque del coronel Janos era asaltado. El sujeto se encontraba profundamente concentrado en lo que estaba sucediendo en alta mar y por eso no reaccionaba a los estímulos de la celda, a pesar de que no estaba recibiendo ninguno en ése preciso instante. Seguramente se debía a la precisión con que debía escabullirse de la vigilancia del coronel y colarse en el polvorín para hacerlo estallar.

La prueba, por supuesto, no era lo suficientemente firme ni lo suficientemente concluyente como para que fuese determinante, pero concordaba con las palabras del coronel Janos durante su testimonio y aportaba el punto de apoyo que la Autoridad necesitaba contra el preso. La fama de homicida que tenía el preso hizo todo lo demás.

Finalmente, el jurado alcanzó un acuerdo. Phill McPherson había sido víctima de un engaño organizado por el preso número 081087, verdadero culpable del fracaso de la misión del coronel Janos al servicio de la División de Acción Directa. Por tanto, se condenaba a Txus Jesúlez a la pena capital. Y como gesto de redención hacia esta institución, la Autoridad, que durante tanto tiempo le había permitido vivir bajo su vigilancia en la prisión, sería ejecutado por desmasificación, de forma que la energía de su cuerpo pudiese ser utilizada con fines más elevados que prolongar su miserable existencia.

Anuncios

Acciones

Information

One response

11 07 2009
chusetto

¿Me vas a matar mamonazo? Antes de mataré yo a ti… Muajajajaja… xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: