Diario de a bordo LV

13 02 2009

Los tres permanecíamos en medio del camino, al borde del agotamiento y completamente incapaces de hacerle frente.

“¿Y ahora qué?” Protestó Vircof, su cansancio era superior a la sorpresa.

La figura del soldado con armadura se recortaba a la luz del atardecer, proyectando su gigantesca sombra por el camino hasta nuestros pies.

“¿Quién se atreve a presentarse voluntario para el primer combate?” Rugió el soldado.

“No tenemos tiempo para esto.” Dijo Txus desenvainado su florete. Las pocas palabras que dijo durante el camino delataban cierto grado de impaciencia cuyo motivo no acababa de entender.

Con un fuerte golpe en el suelo, dos médicos más aparecieron y los tres se lanzaron a la vez a hacer frente contra el colosal oponente. No obstante, el primero de ellos no duró mucho, con un sencillo movimiento el guardián del puente se zafó del primer médico y lo arrojó contra el árbol del camino. Antes de que chocara contra el tronco uno de los médicos que aún estaba en de pie lo hizo desaparecer haciendo un gesto con la mano, creo que chasqueando sus dedos. Mientras tanto el otro médico que seguía en pie se acercaba por la espalda del guardián dispuesto a terminar el combate apuñalando al enemigo por la espalda. Sin embargo, el guardián resultó ser más rápido de lo que esperaba y se dio la vuelta, alzando su hacha.

“No sois el primero en intentar algo así, aunque es posible que seáis el último.” Fanfarroneó el guardián con tranquilidad. Curiosamente no parecía sorprendido de que hubiesen aparecido dos espadachines de repente. Además había algo en él que me resultaba extrañamente familiar.

El hacha barrió el camino levantando una polvareda en dirección al médico que le iba a atacar por atrás. En ése instante, aprovechando que el guardián estaba de espaldas, Txus se multiplicó otra vez y se lanzó a por él. Pero el guardián lo vio venir y respondió a la ofensiva lanzando una patada hacia atrás que derribó a uno de los médicos.

El segundo médico, que frenó su ataque ante la amenaza de la descomunal hacha, salió de un salto de la polvareda directo del guardián, que lo agarró del cuello al aire y lo lanzó hacia donde se encontraba el que parecía ser el Txus original. Sin embargo, no acertó, ya que Txus los hizo desaparecer otra vez antes de que chocaran.

A pesar de todo el guardián no se inmutó y, mientras Txus hacía desaparecer a sus dos copias, le golpeó con la parte plana del hacha de doble filo, que tenía casi la misma altura que el médico. Txus cayó rendido en la densa hierba del borde del camino, justo a unos pocos pasos de la roca. El guardián se volvió hacia él, listo para acabar con su vida.

En ése momento escuché el sonido de la ballesta grande de Vircof y una flecha salió disparada en dirección a la cabeza del gigante. La flecha no pudo atravesar el caso metálico que éste llevaba, pero fue suficiente como para distraer la atención del guardián y hacer que dejara al médico.

“Impaciente. Si no sabéis respetar las reglas de un duelo no merecéis morir con dignidad en uno.” Ahora la tranquilidad de su voz se había esfumado y se notaba que la interferencia de Vircof en su enfrentamiento contra Txus le había ofendido. Su voz. Yo había escuchado ésa voz en otro lugar antes. “Sea pues como queráis.” Y de su cinturón sacó un pequeño hacha redondeado que lanzó con extrema puntería al pecho de Vircof.

El impacto del tomahawk tiró a Vircof de espaldas unos metros más atrás. Por fortuna su armadura de las Revoluciones evitó que el daño fuera muy grave, pero aun así no podía levantarse y se retorcía de dolor.

“Vuestros camaradas han sido derrotados y en poco dejarán de sufrir a menos que consigáis derrotarme.” Se dirigió el guardián hacia mí. “¿Aceptáis el desafío o debo llamaros cobarde? Recordad que las vidas de vuestros camaradas dependen de ello.”

“¿T’Chaic’hu?” Pregunté. “¿Sois vos T’Chaic’hu de Erubafu?

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

15 02 2009
Vircof

Molan las partes donde hay toñas xD. Aaaaa… que seria de Freeman sin su traje de prote… digo, coraza ^^.

9 03 2009
cHuSe

Esto… ¿sos vos ese boludo de Chicho…?

Y cómo es que primero la isla se llamaba Elbaf y ahorita de repente pasa a denominarse Erubafu… me dejó cariacontesido…

😄

9 03 2009
fangorn87

¿Y tu no sabes que lo normal es que a un nombre le siga un apellido? Con tanta novela de fantasía épica del tipo : “mi nombre es Robb Stark de la casa Stark, hijo de Eddard Stark… etc”.
No soy tan descuidado como para quedarme pillado con esto, es más, apuesto a que hay cosas que aún no habeis visto y que he ido soltando para el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: