Algo huele a podrido en el reino de Varsovia.

8 12 2008

El lunes, de buena mañana, llegaron Ana y André de un viaje que se han pegado por Budapest. Caray la gente, anda que avisan. Si con razón notaba que en casa sólo estaba la marquesa. Asi que después de saludar, me fui a clase. Al salir le dije a Javi que me visara si es que él quedaba para ir al cenar al sitio de los filetes de pechiga de pollo grandes. A la que llegué a casa, mandé mensajes y correos a la gente de Berlin, para saber si iban a ir a cenar al restaurante checo de nuevo por ser lunes. Nadie me respondió, pero por el messnger me encontré con Toñi, que estaba haciendo un trabajo con Aurelio (que parece ser que se había acercado al piso que ella comparte con Bárbara y Silvia) y le dije que le avisara de que quería ir para que me llamara cuando salieran para allá. Bueno pues estuve toda la tarde terminando la presentación de Trends in Child Protection delante del ordenador con el messenger abierto, recordándole a Toñi que le dijese a Aurelio o a Bárbara que me llamaran y a eso de las nueve veo que Toñi tarda en responder. Resulta que se estaba duchando y mientras estaba en el baño la gente ya se había ido al restaurante. Asi que llamé a Bárbara para saber dónde estaban y me dijo que ya estaban sentados en la mesa. Le pedí que me encargara un filete que yo salía ya mismo hacia alli. Lo mismo que pasa con el transporte público en Madrid pasa en Varsovia, cuando esperas a un tranvía en particular, pasan todos menos el tuyo y cuando te da igual cuál sea el que pase no vienen. Tardé media hora en llegar al restaurante. Solo para encontrarme a la marquesa esperando en la puerta con un grupo de gente y hablando tranquilamente con Javi. Saludé como pude a la gente que había que saludar, o sea, a Javi y a un italiano que comparte piso con Marta y Arancha, y pasé adentro. Alli ya estaban todos terminando su filete. Al final Bárbara no me había peido ninguno porque ella no se iba a comer la mitad de su filete, asi que me lo comi yo. Aurelio tampoco pudo con el último pedazo del suyo, asi que me lo comí yo. Silvia, que estaba haciendo de rabiar a Aurelio con que no se podía acabar su filete, me dio el suyo después de que le preguntara si de verdad tenía la intención de comérselo, asi que me lo comí yo. Y lo mejor de todo es que, cuando llegó la cuenta, no tuve que poner ni un grozny (que son los céntimos de zloti). Después de la cena fuimos al Underground, otra dicoteca-bar. Algunos, como Silvia, llegaron antes a raíz de una imperiosa necesidad de visitar el excusado, otros nos lo tomamos con más calma. El caso es que era la primera vez que Silvia pisaba el sitio después de todo lo que lleva en Varsovia y váyase usted a saber si era por la emoción del momento o las cervezas que se había tomado, estaba que no había forma de pararla, aunque supongo que no iba tan mal como yo el sábado, habida cuenta de que ella parece tener más tolerancia a las bebidas destiladas. La verdad es que el lunes aquello estaba muy vacío y salvo un gordo que no hacía más que botar de un lado a otro de la pista no había nadie más de mayor interés, excepto quizá dos rubias que estuvieron sentadas todo el rato, todos estuvimos sentados en unos sofases, menos Silvia, que se levantaba de vez en cuando. A eso de las una y media salimos de alli y nos despedimos del hermano de Jaime que había venido a pasar la semana y se volvía a España por la mañana. Tn entretenida estaba la gente despidiéndose y haciéndo planes para vernos en el verano, que cuando llegamos a la Estación Central los autobuses se estaban yendo. Como a los que teníamos que coger autobus no nos hacía gracia tener que esperar media hora con todo el fresco, acompañamos a Bárbara, Silvia, Toñi, Lola, Goyo y Aurelio (que se iba a quedar a dormir en casa de ellas) hasta la puerta de su bloque de pisos y después nos volvimos. Era una suerte que Miguel y Nacho tuviesen que coger el nocturno de vuelta a su residencia, de lo contrario yo también me habría quedado a dormir en la casa. Durante el trayecto estuve dándole vueltas a apuntarme a un viaje a Praga organizado por la ORI de Varsovia. Parecía ser que algunos españoles ya se habían apuntado y, aunque el plazo se cerraba el mismo lunes, al llegar a casa mandé un correo preguntando si podía acercarme al día siguiente para apuntarme y pagar el viaje. Consciente de que yéndome a acostar a las tres de la madrugada, muy dificilmente iba a afrontar el levantarme a las siete para ir a Song in English, decidí no poner el despertador y saltarme la clase en favor de un merecido descanso.

A la mañana siguiente me levanté a las once y comprobé mi correo en busca de una respuesta por parte de la ORI. Afotunadamente podía acercarme ése mismo martes y apuntarme, asi que me tomé la mañana con calma. Escribí un capítulo del Diario de a Bordo, novela seriada que os recomiendo leer por aquello de que encima que me tomo la olestia de scribirla, me hice la comida, hablé con Ana sobre un mensaje que me mandó la mentora de André en relación al dueño del piso y cuándo se iba a pasar a recoger el alquiler y salí a coger el autobus que me iba a dejar en el campus central de la Universidad de Varsovia donde estaba la oficina de relaciones internacionales para pagar el viaje. Luego me fui a mi facultad a atender la clase de la tarde y después para casa, que me cené unos pierogi congelados y unas bolas de patata con carne por dentro.

El miércoles no fue muy diferente a otros días. Llegué a Art & Education medio despejado, y con la presentación que hizo el Erasmus alemán me quedé dormido del todo. En serio, ¿cómo le han podido dar beca a un gangoso hablando inglés? Y pensar que Domingo dice que no hay nivel en nuestra facultad… a saber qué les habrán dicho a los que se presentaron para las prácticas en Canterbury. El caso es que después de Art & Education me fui para casa otra vez. Me comí los sandwiches que me había preparado, pensando que me quedaría a hablar con alguien en la facultad, mientras veia una serie y, después, de vuelta a la facultad. Cuando acabaron las clases me volví a casa otra vez. Me he dado cuenta de que la gente tine un morro que se lo pisa. Cada vez que necesitan ayuda para saber cómo se arregla algo del ordenador o tienen dudas sobre de qué hablan en clase o qué era lo que había que hacer, yo siempre estoy a su lado, ayudando en lo que pueda, o respaldándoles o lo que haga falta. Sin embargo, en el momento en que pregunto si me pueden ayudar en algo o qué planes tienen para esa noche, son incapaces de dar una respuesta definitiva o de quedar conmigo en un principio en lugar de esperar a qué es lo que van a hacer los demás y dejarme a la espera. Cada vez que entran en clase y de los españoles sólo estoy yo sentado, se ponen todos a mi lado, pero cuando se acaba la clase y empiezan a hablar es como si no existiera.

El jueves fue la risa. La semana pasada en Methodology la profesora nos dividió en grupos y nos encargó buscar información de diferentes métodos, al grupo de españoles, que se sentaron a mi alrededor porque soy siempre el primero, incluso cuando llego tarde, nos tocó Communicative Language Teaching (¡que recuerdos de Blanca!… asitepudrasenelinfiernomalapécora). Cuando llegó el momento de hablar sobre CLT ¿a quién creeis que le tocó ser el portavoz? Exacto, a mi, porque era el único que había buscado algo, y ni siquiera estaba leyendo, solamente recordando cosas que lei el año anterior, las cosas por las cuales suspendí Didáctica del Inglés. Pero eo no es lo mejor. En la clase siguiente, en British Studies, teníamos que explicar las reglas del crokett. La semana anterior encontré las reglas EN CASTELLANO y se las mandé a todos los del grupo (curiosamente, de nuevo tooodos españoles), bueno, pues habiendo pasado siete días desde que lo envié ¿quien era el único que se las había leído? Exacto, yo otra vez. Asi que me tocó explicar cómo jugar al crokett. Menos mal que el día anterior le dije a la gente que trajera parajuas para los mazos, arcos de cartón para los aros por donde pasan las pelotas, y pelotas de papel (que de no ser por las que hice yo habríamos tenido que usar la imaginación). Y una hora más tarde, en Community Learning, se suponía que nos teníamos que leer unas fotocopias que ni sabía que existían. Ahora bien, en Community Learning solo estamos Javier y yo de España, las polacas se supone que si se habían leido los textos, porque los tenían subrayados con colorines y esas memeces con las que subrayan. La profesora nos dividió en grupos para que anotáramos las ideas principales del texto en una pancarta y, a pesar de que yo estaba solo en mi grupo ¿a que no sabeis quién fue el que organizó todo? Exacto, de nuevo fui yo (hoy estais que os salís). Y es que, a medida que leia los párrafos de esas veinte paginas iba sacando las ideas de la condenada pancarta mientras las demás polacas miraban (de verdad que si no estuvieran tan buenas las mandaba a la mierda). Me puse con el ordenador a pasar la tarde. Ana vino a decirme que si me importaba limpiar el baño, que todos estuvieron limpiando este mes, pero que yo no había hecho nada y había que ser justos. lo cierto es que llevaba desde el martes pensando limpiar el baño, pero por un motivo u otro lo he ido dejando dejando y al final se ha pasado la semana sin enterarme. Luego de fregar el baño, tenía la intención de ir a casa de Bárbara y Silvia, para que me hicieran la trenza, que la tenia desde el lunes que daba penita verla, pero como el hermano de Bárbara llegaba al día siguiente a pasar el fin de semana, se iban todas de compras. En cualquier caso, como despues de pasarme por su casa quería ir a Radomska a llevarle las fotos de Berlín a una que hizo el viaje, pues me fui para allá y, mientras se grababa todo le pedi por favor que me hiciese la trenza. La verdad es que de toda la gente que me ha hecho trenza en Varsovia, Isa es la que mejor trabajo ha hecho y, al final del todo, como solamente quedan las puntas de seis o siete pelos, que no son suficientes para seguir trenzando, pues las cortó con una tijeras. El resultado es inmejorable. Después de eso nos pusimos a ver fotos de Berlin de las cámaras de otras personas. Entre tanto llegó la compañera de habitación de Isa, Timi, y cruzamos unas cuantas palabras. Luego se sumó Natalia, pero desfortunadamente me llegó la hora de volverme a casa (que tenía que cenar y ultimar la mochila del viaje a Praga) asi que me despedí. Antes de salir me dice Timi que si hoy no me he traido bolsa de ropa sucia. Eso me dio que pensar y lo cierto es que las últimas veces que he ido a Radomska ha sido para lavar la ropa, si bien es cierto que pasaba a hablar con la gente y saludarles, el propósito con el que iba a Radomska era lavar la ropa, vusutarles era algo secundario. Como pude le respondi que si el no traerme ropa sucia le ponía triste, que no se procupara, que la próxima vez llevaría ropa para lavar. No sé si lo dijo con segundas intenciones o fue una simple observación, pero teniendo en cuenta de que es una chica y que ellas suelen fijarse mñas en ésas cosas me puse en lo peor. ¿Acaso no se acuerda de los primeros días cuando iba a Radomska casi a diario, con la marquesa, a jugar a las cartas o a hablar simplemente? ¿No recuerda los buenos tiempos donde todos éramos amigos felices y contentos? ¿Qué paso con ésos días? Quiero que vuelvan aquellos días, aunque tuviese que volver al hostal. Aquella misma noche, cuando cenaba la marquesa me volvió a hablar. Me dijo que si habia limpiado el cuarto de baño, porque estaba sucio, que había aire en el suelo y suciedad debajo de la piel. No entendía ni zorra de lo que decía, y más habíendome visto limpiar ésa misma tarde (ella estaba en casa y estoy convencido que fue quien le dijo a Ana que me “sugiriera” limpiar el baño). Cada vez que intentaba explicarme comenzaba a despotricar otra vez sin dejar que hablara, me costó entender que se referia a que había pelos en el suelo y suciedad debajo del lavabo, y es que la pobre se empeña en hablarme en inglés por muy mal que se le da. Luego paso a la cocina: que si ensucio la encimera, que si no limpio los fogones (yo aqui intenté decirla que si tanto problema le causaba me diese un ejemplo sobre cómo limpiar)… Luego a la limpieza general de la casa (ya se había animado): que si no paso el aspirador por la zona común, que si Ana, André y ella lo han pasado dos veces y yo ninguna… que incluso si no me caia bien vivimos en la misma casa y hay que mantenerla limpia incluso cuando no salga de mi cuarto, que si tengo algun problema que lo diga en vez de asentir y criticar por la espalda, que yo a ella tampoco le gustaba pero que yo que se (llegados a este punto dejé de prestarla atención y me centré en mirarle o bien el tirante del sujetador que se le transparentaba por la camiseta o bien unas pecas que tiene en la frente). Recobré la conciencia a tiempo para decirla que al principio estaba muy contento de tener a alguien con quien hablar después de dos semanas de soledad, luego ella me volvió a interrumpir y pasó a contar la noche cuando la dejé plantada en la Estación Central para irme a una discoteca con la recepcionista del turno de noche del primer hostal en el que estuve después de preguntarla si le importaba llevar mi mochila de ropa sucia a casa. Tampoco me dejó explicarme esta vez y empezó a decir que había muchísima más gente que pensaba igual que ella, que al principio yo les caía bien pero luego empezaron a detestarme. Y apenas pude decir nada más porque se fueron. Esto me hizo volver a pensar, en toda las personas a las que les he contado mis problemas de convivencia como un recurso para estrechar la distancia y que lo han debido ir largando por ahi. Me preguntaba cuántas más cosas de las que había dicho había contado por donde fuese. ¿Qué sentido tiene intentar acercarte a los demás procurando ser sincero si a la buena de cambio lo van largando todo? Se supone que uno cuenta cosas asi para generar confianza entre los dos y no para que el otro lo divulgue, o por lo menos asi es como tengo entendido que funciona el mundo. Después de soltarme lo que me tenía que soltar se fue de la cocina, dejándome con la cena fría y la cabeza mareada (no es coña, me puse tan nervioso que pensé que me iba a desmayar).

En fin, hoy la semana acaba pronto. Mañana a las diez sale el autobus a Praga y no me dará tiempo a escribir más cosas, porque cuando vuelva será domingo y habrá acabado la semana. Lo de Praga se quedará como lo de Berlin, como un futuro spin-off de … en Varsovia. Aunque, ahora que lo pienso, si apenas me acuerdo ya de los detalles de Berlin, ¡¿cómo voy a seguir recordándolos después de Praga?!. A más ver navegantes.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

8 12 2008
Elena

Ayy Héctor. Que dura es tu vida allí. No quiero pensar como esta esa casa si solo habeis pasado el aspirador x el salon tres veces. Deberias hacernos un tour de tu casa, para hacernos una mejor idea. Además tus videos son graciosisimos. Yo estoy por llevarme la camara a Tunez y pagarte a ti para k nos edites el video.

Tambien quiero una foto de la marquesa, para ver como es. Por cierto, si te llega a pillar mirandole el tirante del sujetador o no se ke cunado esta cabreada, lo mismo te suelta una ostia k no te da tiempo ni a verla venir.

Ya que has mencionado lo de Canterbury, si llego a saber k las entreistas a los Erasmus son x webcam, te digo que eches la beca. En un principio se iban a coger un avion para hacerla, no te digo mas. Jo, si nos dan la beca, vienes tu y nos vamos nosotras. Aunque yo por lo menos te escribire, aunque no te lo pasaras tan bien con un blog mio como yo con el tuyo.

Me voya mimir madrileño por el mundo k mañana tengo 3h de didactica y Paulino me ha llamado a casa para que me apse por su despacho (Tengo miedo).

Bssss

9 12 2008
JeSuLe

Pringado… eres como yo en el instituto… el que hacía algo mientras los demás miraban… XD

Ah, y una cosa Héctor… a ver si te das cuenta de una vez, que los único que te aguantamos como eres… somos nosotros… 😀

Para lo bueno y para lo malo… MasterCard…

A ver si te pasas por mi blog… y comentas… que yo si lo hago…

Nos vemos el 18…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: