¡Caray! Que frío hace en Varsovia

22 09 2008

Bueno, ya ha pasado casi una semana desde que llegué y me han pasado un par de cosillas interesantes asi que empezaré por el principio.

Era el martes 16 cuando este estudiante se dirigía al aeropuerto para coger su vuelo a Varsovia. No era un vuelo directo, hacía escala en Munich. Y el primer tramo de vuelo transcurrió sin incidentes, entre que me entraba sueño y daba una cabezada, bostezaba, miraba por la ventanilla, etc… llegué a Munich. El vuelo, para variar salió justito de tiempo desde Barajas y llegó con retraso, con lo que apenas me quedaban quince minutos para buscar el avión a Varsovia. Y estaba yo tan nervioso mirando los carteles por todas partes cuando se me acerca un tipo, me saluda en algo que yo identifico como alemán y me enseña una placa en la que no sé lo que pone pero imagino que tienen algo que ver con inmigración. ¡Ya la jodimos! El avión se me escapa y yo en alemán sólo se decir “Das haus die frau”. Afortunadamente el agente de inmigración alemán, a quien no tuve ocasión de preguntarle el nombre, sabía hablar inglés, asi que yo le dije lo típico, bueno no se lo dije, más bien lo balbuceé: “Yo Erasmus yendo Varsovia, avión sale ahora.” Me pide algo que me acredite como estudiante y me pongo a buscar en los papeles de la mochila, mientras pienso cómo se me están escapando los minutos. Finalmente, después de echar unvistazo a los papeles, no creo que se los leyera porque estaban en español, me deja ir y, ya que estoy le pregunto por la puerta de embarque de mi vuelo a Varsovia y el me indica. Al final resultó que la puerta de embarque del vuelo a Varsovia no estaba tan lejos y en cosa de tres minutos llegué. Al subir a este segundo avión me doy cuenta de que, aunque mi asiento es el de la ventanilla, la vieja que le tocaba el asiento del medio me ha quitado el sitio, asi que me tiro todo el vuelo atrapado y sin moverme entre la vieja que me  ha quitado el sitio y un hombre de negocios italiano (que no debía viajar solo porque se tiró todo el vuelo hablando con una que estaba un poco más detrás). Y asi se pasó el viaje sin inconvenientes. Bueno, tal vez un inconveniente si, que luego se convirtió en un problema vital en los dos dias siguientes al aterrizaje, y es que como pensaba que tenía que pagar por la comida durante el vuelo, de Madrid a Munich no probé bocado. Luego me di cuenta de que sólo hay que pagar a los de Iberia, porque ellos son asi de salados, y de que como yo volaba con Lufthansa pues podía comer. Y eso fue lo que hice en el segundo vuelo, pero ya era tarde y mi estómago empezaba a hacer goro-goro. Luego aterrizamos en Varsovia y me puse a seguir a tres españoles que habían embarcado conmigo en Barajas, más que nada porque ellos tenían pinta de saber dónde recoger las maletas. Pasaron los minutos, Natalia (que es una de los estudiantes voluntarios polacos que están para ayudar a los Erasmus) me mandaba un mensaje diciendo que si ya había llegado y las maletas no salían. Como el grupo de espñaoles se cansó de esperar yo les segui hasta la oficina de equipaje perdido y puse una reclamación. Luego salí afuera, conocí a Natalia que me trajo en autobús hasta la ciudad, encontramos el hotel, hice el check-in y me enseñó la puerta de la universidad entramos a relaciones Internacionales donde no pude hacer nada con las fotos que traía (porque debía aparecer en semi-perfil y enseñando la oreja izquierda, la derecha no valía, ni tampoco las fotos normales de frente de toda la vida), se empeñó en invitarme a comer (que no es que no quisiera comer, que quede claro, lo que pasaba es que yo quería quedar bien después de todas las molestias que se tomó) y fuimos a la Embajada  de España que a esas horas estaba más que cerrada. Asi que asi se pasó la tarde, luego me despedí de ella por una semana, porque se iba a su pueblo y me quede yo solito.

La noche fue horrible y no pegué ojo. El edificio del hostal es muy viejo y las ventanas son de las antiguas de madera que no llegan a juntar excatamente con el marco, por lo que se notaba una ligera corriente de aire helado que entraba de la calle. No era gran cosa, pero bastaba para llevarse el poquito de calor que tenía. Y sin maleta ni nada, pues no me duché, ni me lavé los dientes, ni me cambié de ropa, ni pude utilizar el saco sábana que había echado por si me surgía una urgencia como esta. A eso de las once y media, cuando yo ya estaba cogiendo de sueño, echo una bolita y cubierto con el abrigo en el extremo de la cama por donde no pasaba la corriente, llama a la puerta una de la chica de recepción, diciendo que los del aeropuerto ya habían encontrado mi maleta y me la habían traido al hostal. Que hija de puta la maleta, ella tan tranquila visitando Munich mientras yo las pasaba de pena en Varsovia, bueno, esto solucionaba el tema del equipaje, me quedaba el de la comida. Las chocolatinas que me traje de Madrid descendían aun ritmo de vértigo. A la mañana siguiente fui a la universidad en busca de las clases de introducción al polaco, pero alli ni dios habla inglés y no tenian ni zorra de que cojones es un Erasmus, asi que como pude me acerqué a Relaciones Internacionales, me imprimieron un plano del campus, me señalaron un edificio y me dijeron que preguntara por el aula cuatro. Y cuando llego allí, con media hora de retraso, no veo ninguna cara conocida. Más tarde me enteré que el dia de la presentación los Erasmus se dividieron en grupo y todos los españoles se pusieron juntos, as que me quedé aislado en una clase donde todos son de distintos lugares. En el descanso, preguntando a la gente encontré a los de mi universidad que, al igual que el resto de españoles han conseguido plaza en alguna residencia de estudiantes. ¡Tócate los huevos! Yo soy el único que está solo y aislado en un hostel del centro y sin ningún Erasmus en las proximidades porque los dormitorios están en la afueras. En fin, que total, me intento socializar un poco, interactuar con el personal y, lo más importante, averiguar si van a ir a comer a algún sitio y asi empiezo a darme a conocer. No es que mi llegada causase gran expectación, logicamente, pero por lo menos darles a conocer de mi existencia para que hablasen conmigo también. pero ya era tarde otra vez, los grupos (tanto de las clases, como de dormitorios y de gente con la que hablar) se habían decidido el primer día y yo, por llegar el último, me había quedado sin nada. En fin,que seguí a dos españoles a un Kentucky Fried Chicken y allí comimos, aunque solo sirvió para darme cuenta de l hambre que tenía. Y me acordé del interrail de Jesus cuando decía que solo se paga por la bebida una vez cuando me dieron el vaso vacío y me señalaron la máquina de cocacolapepsi en un rincón, para que me sirviera yo solo.

A partir de ahí los días pasaron con normalidad: por las mañanas a clase, por las tardes a comer dondequiera que se fueran con ellos y a seguirles de acoplado descaradamente. Fui de compras a las afueras con un grupo que tenía un carrefur cerca de su residencia para compar leche, manzanas y una toalla en condiciones. Otro día me puse a seguir a otros que iban a un centro comercial para encontrar un movil libre donde poder colocar la tarjeta prepago que nos han dado y poder comunicarnos entre nosotros con tarifas de polonia y no los móviles de España que traian la tarifa internacional. En otra ocasión me junté con otros que volvían a la Embajada de España a por un pasaporte y aproveché para solicitar el estado de no-residente, que luego no me sirvió para una mierda porque tenía que dejar una dirección y de aqui al lunes me cambio de hostal hasta que me vaya al piso en alquiler.

Desde la segunda noche funciona la calefacción en el distrito centro. Aqui la calefacción no la tienen los edificios, cuatro centrales térmicas sumistran calefacción a diferentes barrios, como pasa en Orcasitas. Asi que ya por las noches no se pasa tan mal. Cuando fui de compras me traje comida y, como la mayor parte del día estoy solo, salgo a buscar supermercados o restaurantes de comida
rápida, con lo que el tema del hambre lo tengo controlado, aunque no resuelto.

Se supone que este sabado había una gran celebración Erasmus al aire libre, con hoguera y todo, pero como llueve se ha suspendido. A partir de ahí no he vuelto a saber nada más de la gente. Nadie me llama, ni contestan a mis mensajes ni a mis mails.Como ya dije, estoy solo. Este fin de semana más de una vez me han entrado ganas de cantar como Kim Jonn il en la pelicula de Team America, ya sabeis: “estoy soolo, soliiiitooo, que pena penita que doy”, y a decir verdad el tiempo acompañaba, porque estaba lloviendo. De hecho lleva lloviendo desde que llegués el martes. Todo el mundo lo dice, hasta hacía un par de dias, en Varsovia todavía hacia sol. Asi que si te asomas a la ventana de tu cuarto y ves un cielo azul radiante sin ninguna nube, ya sabes donde están todas. Hay una conferencia internacional de nubes en Varsovia y están haciendo muestras de los nuevos modelos de lluvia que se pueden hacer. Soy como el camionero ése de Informe sobre la Tierra: Fundamentalmente Inofensiva, que es en realidad un dios de la lluvia reencarnado y no lo sabe, de modo que la lluvia le sigue a todos lados y él la ha clasificado por tipos e intensidad, y las odia a todas. Pues yo lo mismo, he identificado la lluvia floja del tipo “no te preocupes que no se nota”, con viento suave del tipo “caigo inclinada para poder colarme mejor en tu abrigo azul pitufo con el que vas llamado la atención por todos lados”, atronadora del tipo “más te vale no salir mientras caigo si no quieres encharcar todo el hostal y hacer que te llamen la atención por mancharlo todo” y la última, que es la que menos me gusta de todas, la del tipo “venga, sal fuera que solo chispetea, pero cuando estes lo más lejos del hostal te vas a enterar porque nos vamos a poner a llover tan fuertemente que ni los propios polacos se van a atrever a quedarse en la calle mientras que tu intentas volver al hostal sin ver ni torta de todo el agua que te vamos a soltar en la cara”. Que hijas de putas las nubes.

Con tanta vida social que tengo he encotrado hueco en mi apretada agenda para entablar conversación regular con un chaval que está haciendo el bachillerato internacional y está en el mismo hostal que yo hasta que le arreglen los papeles y el pasaporte. El sábado por la mañana me dijo que si me iba con él a hacer Parcour, que yo no lo he hecho jamás, y, yo con tal de salir del hostal, pues dije que me apuntaba y nos tiramos la mañana saltando por verjas y rodando por un parquecillo. Ahora tengo agujetas y me duele hasta respirar. Personalmente, habría prefrido ir a conocer la ciudad y hacer un poco de turismo al uso, pero la gente del hostal se muestra reticente a entablar conversaciones, cuanto más a hacer algo en común. Joder que ganas tengo de mudarme al piso, que aunque vaya a ser el único español y vaya a estar rodeado de portugueses, seguramente pueda pasar la tarde haciendo comida o viendo la tele. En vez de salir con todos los Erasmus que me llaman y se acuerdan de mi a todas horas y me proponen planes todos los días.

Entre unas cosas y otras se me ha pasado el fin de semana sin ver a nadie de la universidad. Con una lluvia de mil pares de demonios que me dejaba salir a la calle muy poco. Bueno, este sábado hubo una especie de mercadillo de solidaridad, pero casi todo eran puestos de ONGs y los dependientes no tenian pinta de poliglotas que dominasen el inglés, y mñas abajo del mercadillo, la calle seguía cortada para una exhibición de vehículos motorizados (a saber: quads, motos, todo-terrenos pequeños tipo kart, y vehículos anfibios de seis ruedas que yo solo he visto en las cajitas de los muñecos de Lego). Tampoco le presté mucha atención porque andaba mirando dónde diablos estaba el hostal al que me tengo que cambiar el martes. El domingo, en cambio, me levaté tarde a propósito para desyunar tarde y aguanter más hasta la comida, y salí a explorar el barrio en plan “a la aventura”. Asi que callejeé un rato y me puse a caminar con lluvia y todo. Ahora un breve inciso para que entendais la situación en la que me encontré. Uno de los monuments más destacados e impresionantes de Varsovia es la torre del Palacio de Cultura o Educacion (no se cuál de los dos es). Fue un “regalo” que hizo Stalin a todas las capitales de los paises en la órbita de la antigua URSS, si asi son las cosas, parece ser que a Stalin le dieron a elegir “mira tío, o nos construyes un metro o algo así que nos vaya a ser de utilidad, o nos construyes este armatoste en mitad de la capital” y por eso ahora Varsovia tiene esos multicines taaan impresionantes que se ven desde cualquier lado, porque el nombre dirá Palacio de lo que quiera, pero aquello es como un Kinépolis. Esta torre (que se da un aire a la torre del tio que organiza los combates en la ciudad de las Sekireis) es tan alta, que arriba del todo tiene, a su vez, una antena de radiotelecomunicaciones, visible desde gran parte de la ciudad. Bueno, pues volvemos a mi excursión. estaba yo tranquilamente caminando, teniendo una antena gigantesca como referencia, cuando me doy cuenta de que por más que camino no acabo de llegar  a la plaza de la Estación Central, que es donde está la torre esta de los Sekireis rusos, y era, como desaforunadamente descubrí más tarde, porque en realidad era la antena de otro rascacielos la que yo estaba viendo. resulta que en vez de ir hacia el sur, yo iba camino del norte. En estas es cuando la luvia del tipo “venga, sal fuera que sólo chispetea, pero cuando estes lo más lejos del hostal te vas a enterar porque nos vamos a poner a llover tan fuertemente que ni los propios polacos se van a atrever a quedarse en la calle mientras que tu intentas volver al hostal sin ver ni torta de todo el agua que te vamos a soltar en la cara” hace su aparición y el azul pitufo de mi abrigo empieza a transformarse en un azul de este que es más apagado pero que sigue llamando la atención de todas formas porque la gente por la calle continua llevando abrigos de tonos más discretos que el tuyo, al mismo tiempo que mis pantalones empiezan a absorver todas las gotas de su entorno, haciendo que se me pegue la tela a la pierna y me llegue el frío hasta el hueso. Bueno, pues estoy volviendo a toda prisa al hostal, sin ver ni jota, porque el agua de lluvia se me mezcla con el sudor de la frente y juntos se deslizan por mi cara como enormes lagrimosnes, cuando noto que el suave balanceo de mis brazos a los lados del abrigo, hace que salga espuma. No me preguntes de dónde coño me he sacado eso pero es la pura verdad: si rozan las mangas del abrigo con el abrigo sale espuma. Y el primer sitio por donde sale es los sobacos. Afortunadamente, cuando paró la lluvia del tipo “venga, sal fuera que sólo chispetea, pero cuando estes lo más lejos del hostal te vas a enterar porque nos vamos a poner a llover tan fuertemente que ni los propios polacos se van a atrever a quedarse en la calle mientras que tu intentas volver al hostal sin ver ni torta de todo el agua que te vamos a soltar en la cara”, pude recogerme la mayor parte de la espuma con un clinex usado que llevaba en el bolsillo del pantalón y que había sobrevivido seco al aguacero, lo retiré y punto final. Regresé al hostal y puse los pantalones a secar en el radiadorcillo de mi cuarto.

Y estos son, a grandes rasgos, los detalles más importantes de mi primera semana en Varsovia. La próxima entrega también está prevista para el lunes, aunque supongo que ocupará menos porque no tengo ningún vuelo previsto. Aunque, por otro lado, tengo el cambio de hostal, pero imagino que no supondrá mayor complicación, excepto que pasaré de tener mi propia habitación, a compartir dormitorio con ocho o cuatro personas más.
Ya os contaré.

Anuncios

Acciones

Information

9 responses

22 09 2008
JeSuLe

Tres palabras: Tú Te Aburres…

XD

22 09 2008
JeSuLe

No ahora en serio… yo no soy nadie para decir estas cosas… ya que escribí la Guía del Interrailista, y en el Anexo de Berlín contaba hasta las veces que me sonaba los mocos…

Ya nos contarás cuando ligues… mamoncete… XD

22 09 2008
Lau

Hectirs!!!!!!!!!!!!!hay que me voy contigo a Varsovia para q no estés solo. A ver, si en la uni los polacos no t hablan, hablales tu a ellos, q seguro que alguno es majo. y los españoles, q rancios no? habla con natalia y q t presente a gente.
ay hector q me da mucho sentimiento tu aventura.
piensa que me puedes enviar una carta cada dia contandome movidas q yo t las contsto todas y, aunque en la distancia, no estaras solo
mua

22 09 2008
Almu

gran resumen!!!!!!!!!!!mucho animo !!!!

23 09 2008
Almu

bueno veo que no te aburres x varsovia xDD, has tenido unos dias bastante ineresantes,jaja, a mi me mandan alli y me pienso dos veces si irme o no,jaja. pasalo bien. muaaa

23 09 2008
Elena

Dios Héctor. Me has quitado las ganas de irme de Erasmus, asi, de un plumazo. No te deprimas por los españoles ariscos que no te hacen caso, probablemente no se den cuenta de lo dura que es tu vida pero tampoco tendran una experiencia Erasmus de verdad. Lo entas pasando mal, XD, con tanta, tanta lluvia. Si te sirve de consuelo mi tarjeta grafica ha muerto y estoy usando un ordenador que tarda un minuto de reloj en abrir el explorador web, XD. Las cosas, a partir de ahora, solo puede mejorar. Si no, vuelvete que seras bienvenido con los brazos abiertos, un taper con arroz con tomate y salchichas, un edredon nordico y lo mas importante, ni una puñetera nube. XD. No te cuento mi viaje a Italia porque no me gusta restregar. Ya te echo de menos. Por qué Héctor, por qué ???????????????????????????????????????????????????????????????????????? Bueno, tu siguiente viaje sera de fin de curso/carrera, ten buenos pensamientos que te consuelen.

Shit little parrot (no viene a cuento pero tu lo dices y me acabo de acordar).

PD.: Cuelga las fotos del ultimo dia en la habitacion (si kieres te las imprimo y te las mando), inventate una historia guarra sobre quienes son esas cuatro tias que te abrazan y pasaras de Erasmus muerto de frio a THE LEGEND. (Y supuestamente es a ti a kien se le va la pinza…en fin. ONE KISS)

24 09 2008
Maese Fangorn

Bueno, para eso me temo que tendr’e que superar la barrera del sabor y cogerme una buena cogorza y “deshinibirme”. Aunque como sera la primera vez que me ponga en ese estado tengo miedo de lo que pueda hacer, porque si me pasa algo ya me enterare despues, en cambio lo otro es mas peligroso.
Espero no pasar al modo pesadilla, que sera todo lo poderoso que quieras, pero que te deja hecho unos zorros.
(Y no, todavia no he llegado a ‘esa’ parte)

27 09 2008
Elena

Héctor, no voy a decir que no bebas (probablement con ese frio lo recomiendan los medicos) pero no te pongas muy pedo de una sola vez porque puedes pasar de contentillo a coma etilico (recureda que eres un Erasmus y muxas historias son de ese tipo). Además tampoco es plan de que vomites encima de una pobre chica ni nada. Yo esperaria a ver a la suerte algo más de mi parte para coger una cogorcilla… y poco a poco… a ver si le vas a quitar el protagonismo a Almudena (recuerda el video de Paris: ” yo borracha y consciente debo estar muy graciosa”. Un beso.

PD.: Yo deje otro comentario pero no lo veo.

30 09 2008
JeSuLe

Héctor, un consejo de amigo responsable y futuro médico: Bebe, bebe, bebe… (Referencia a Cómo conocí a vuestra madre… XD)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: