Terceras crónicas 11

18 07 2008

Un segundo espadachín apareció al lado del primero, también agarrando su sombrero. Ahora dos personas protegían al artillero que aún tenía sus manos en la empuñadura de la espada larga.

“Corre o ataca, pero no te quedes quieto.” Dijeron los dos Txus, lo que hizo que el artillero frunciera el ceño.

Lanzando un alarido, el artillero levantó la claymore por encima de su cabeza y, sosteniéndola con una mano mientras caía, la dirigió hacia los Txus. Los dos espadachines se apartaron al instante, haciendo que la marabunta de soldados que hacían fuerza contra ellos cayera hacia delante. La espada larga no cayó de canto y no cortó a ninguno, pero el plano de la hoja dejó inconscientes a un buen puñado de ellos.

“Maldita sea, gorrosa, no me jodas…” Dijo el de la coraza mientras se giraba para hacer que el brazo que sostenía la espada trazara un círculo con ella por el suelo. “… no… me… jodaaass.”

A medida que giraba a mayor velocidad, la espada larga se levantaba sobre la cubierta a consecuencia del impulso. Mientras mantenía la espada girando a su alrededor con una mano, con la otra se echaba mano a los bolsillos y sacaba diminutas bombas de humo blanco y negro o pequeños explosivos que iba dejando caer con cada vuelta. Los soldados de la Autoridad, no se atrevían a romper el círculo que la claymore trazaba en torno al artillero. Y todos aquellos que permanecían quietos acababan recibiendo alguno de los objetos que soltaba.

El repentino ataque de ira del artillero sorprendió a todos los que se encontraban cerca de él, incluido el médico. Aprovechando la confusión Txus se multiplicó una vez más y mientras dos de él seguían peleando florete en mano, el tercero se descolgó por la borda sin llamar la atención y comenzó a reptar rodeando el barco. Permanecía colgado desde la barandilla, a escasos centímetros del agua. La línea de flotación de la goleta rozaba el oleaje a causa del peso de los soldados que habían abordado la nave.

El artillero de la coraza continuaba girando y, de vez en cuando se detenía para aprovechar el impulso de la espada y cambiar su trayectoria trazando movimientos circulares en torno a él. En esos escasos segundos en los que dejaba de dar vueltas, intentaba orientarse del lugar del barco en que se encontraba y buscaba aperturas entre los soldados por las que pasar. Se estaba quedando sin munición y además estaba a punto de vomitar con tanta vuelta.

A la tercera vez que inició los giros supo que no le serviría para nada seguir con ésa estrategia. Apenas derribaba a un par de soldados con cada vuelta. Los demás se quedaban en torno a él, esperando a que terminase para atacarle, y la verdad es que le faltaba poco, ya se estaba mareando. Buscando vías de escape entre los soldados que orbitaban en torno a él, alzó la vista al ver como una figura envuelta en una capa azul salvaba la altura entre las armuras de los barcos con un cabo, pasando desde la proa del buque de la Autoridad hasta casi la popa de la goleta, donde parecía estar peleando su capitán.

Con seguridad la goleta no tendría unos mástiles tan largos como los del buque, con contrapesos en los extremos de los cabos que le permitieran alzarle por encima del combate, del mismo modo que había hecho el tipo de la capa azul, pero podría aprovechar las cuerdas sueltas de las velas de foque de un modo similar. Solo necesitaría algo de espacio para darse impulso.

Haciendo acopio de las pocas unidades que le quedaban de chismes explosivos y bombas de humo, las lanzó contra los soldados, que se apartaron lo que pudieron para evitarlas. Esto dejó un estrecho corredor hasta la borda, por donde habían caído. Sin perder un instante, el artillero se amarró la claymore de nuevo a la espalda y agarró una cuerda suelta, corrió hasta la borda de estribor y saltó.

La cuerda estaba amarrada al cabo de mesana situado más atrás, así que el artillero describió un amplio arco más allá de la borda, colgado sobre el agua.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

18 07 2008
Vircof

Mmmm, interesante el desarrollo de la acción, veremos como acaba todo esto…
Ale majete, a seguir narrando la historia xD.

5 08 2008
JeSuLe

Vircof, alias “La peonza humana” 😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: