Diario de a bordo XXV

23 01 2008

Tras unos segundos volvió a subir con una caja alargada bajo el brazo. “Esto es una lanza hueca plegable de dos metros aproximadamente, de aleación aluminio y titanio 20-80, dividida en tres tramos.” Empezó a decir mientras quitaba los cerrojos y limpiaba un poco por encima la caja.

“¿Hueca? ¿No será más fácil que se abolle así con cada golpe?” Comenté.

“Noo, que va… ¡ahem! Mira,” Y me dio uno de los tres tramos para sopesarlo. “puede que sea hueca pero la estructura del interior refuerza la superficie externa. A pesar de tener una apariencia cilíndrica acanalada por fuera, por dentro tiene unas láminas en cruz. ¿Ves?”

El tramo pesaba muy poco, en comparación con otros tubos metálicos del mismo tamaño. La superficie externa estaba espigada emulando las fibras de una caña. Como bien decía el dependiente, su interior se encontraba reforzado, pero sólo se podía apreciar la estructura mirando a través del embellecedor circular que, era de suponer, se encajaría en el siguiente tramo.

“¿Y por qué son huecos?” Pregunté balanceando el tramo que me había ofrecido.

“Bueno, la idea principal era la de aportar ligereza para mayor comodidad del usuario, pero luego se pensó que se le podría adaptar alguna especie de mecanismo de montaje automático. No se si me explico.” Añadió al ver en mi rostro una expresión de extrañeza. “Déjeme mostrárselo. Le añadiré la hoja para que lo vea entero.” Tomó el tramo de mis manos y de un lateral de la caja sacó una delgada lámina plateada de treinta centímetros con unos grabados increíblemente artísticos para ser un arma. “Verá, desmontando el embellecedor de cada extremo se puede ver que tienen dos estrechos arcos uniendo los dos bordes, igual que con la hoja.” Dijo girando el embellecedor y la lámina para mostrarme sus bases. “Al principio se pensó diseñar un mecanismo con muelles y resortes que estiraran los tramos para que se encajaran solos, pero en la práctica resultó ser muy delicado como para resistir los golpes de un combate.” Y continuó explicándome mientras lo montaba. “Sin embargo, uno de los herreros consiguió el mismo resultado utilizando cuerdas de caucho, un material elástico, que pasa a través de los arcos de los tramos trazando una `N´ e intenta recuperar su longitud natural una vez se ve libre de sujeción, encogiéndose y estirando cada tramo para que encajen unos con otros.”

Y cuando terminó de montarlo hizo una demostración. Sujetando el tramo central en horizontal, dejó caer los otros y la cuerda elástica de cada extremo tiró hacia dentro de cada fragmento. Con un suave ruido como de engranajes, en un instante todos los tramos quedaron encajados y la hoja resplandecía al final del extremo más largo.

Pasados unos segundos el dependiente alzó la lanza para apoyarla en el suelo, como si de cualquier otro palo se tratara. Aunque a primera vista el dependiente no parecía una persona muy habilidosa, la demostración que acaba de hacer decía mucho de su práctica como experto en armamento.

“Por supuesto queda la cuestión de si el caucho es lo bastante fuerte como para aguantar la rotación que dé impulso al ataque y luego permita doblar la lanza con facilidad, pero esto no es necesario ya que en el interior de los extremos de cada fragmento hay unas cuñas que encajan con girar bruscamente los tramos.” Y manteniendo la lanza en vertical, movió bruscamente su muñeca haciendo que el tramo central girase sobre su eje hasta arrastrar a los otros dos y la hoja. “¿Qué le parece?”

Anuncios

Acciones

Information

One response

24 01 2008
JeSuLe

Pues no… no era un sable láser…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: